domingo, 13 de septiembre de 2009

HUKAMNAMA Y KATHA 13-9-09


Descargar Fuentes Gurmukhi
WaheGuru Ji Ka Khalsa, WaheGuru Ji Ki Fateh!
Domingo 13 de setiembre ,2009, 4:30 AM.
AQUI :
Audio Hukamnana Katha del Hukamnama

TIKA Y KATHA : VINCULARNOS CON LA TRADICION PERENNE
Katha es la explicación y disertación verbal de Gurbani (las enseñánzas del Guru) y de nuestra fenomenal historia. Katha ha sido una esencial parte de la práctica sikh desde el comienzo revelado del Sikhismo por Sri Guru Nanak Dev Ji. Gurbani Katha es también una forma de Amrit, cuando las enseñanzas verbalmente expresadas en Katha nos hacen llegar a este escenario sublime de la inmortalidad. En la misma manera que el Naam / Gurbani es Amrit la disertación este Naam / Gurbani es también Amrit como nos indica Sri Guru Amar Das Ji en la cita anterior. Tika es una palabra en préstamo de las lenguas originarias, "Explicar", significa el comentario, la exégesis o la explicación, especialmente de un texto religioso. Originalmente provee una paráfrasis simple de las revelaciones espirituales y místicas, un tika puede aceptar un análisis exhaustivo y la interpretación del texto . Tales tikas y comentarios han sido parte de la tradición religiosa india desde tiempos remotos.

ROMANIZACION DEL GURUMUKHI
tilang mehlaa 1. (722-16)jaisee mai aavai khasam kee banee taisrhaa karee gi-aan vay laalo.paap kee janj lai kaablahu Dhaa-i-aa joree mangai daan vay laalo.saram Dharam du-ay chhap khalo-ay koorh firai parDhaan vay laalo.kaajee-aa baamnaa kee gal thakee agad parhai saitaan vay laalo.musalmaanee-aa parheh kataybaa kasat meh karahi khudaa-ay vay laalo.jaat sanaatee hor hidvaanee-aa ayhi bhee laykhai laa-ay vay laalo.khoon kay sohilay gavee-ah naanak rat kaa kungoo paa-ay vay laalo. 1saahib kay gun naanak gaavai maas puree vich aakh masolaa.jin upaa-ee rang ravaa-ee baithaa vaykhai vakh ikaylaa.sachaa so saahib sach tapaavas sachrhaa ni-aa-o karayg masolaa.kaa-i-aa kaparh tuk tuk hosee hindusataan samaalsee bolaa.aavan ath-tarai jaan sataanvai hor bhee uthsee marad kaa chaylaa.sach kee banee naanak aakhai sach sunaa-isee sach kee baylaa. 235
TILANG, PRIMER MEHL (AMADO):Como la Palabra del Señor viene a mí y me ha perdonado, así es que yo lo expreso, Oh Lalo. Trayendo la fiesta política del pecado, Babar ha invadido Kaabul, mientras exige nuestra tierra como su regalo de boda, Oh Lalo. La modestia y la rectitud las dos han desaparecido y la falsedad anda con paso arrogante alrededor, como un líder, Oh Lalo. Los Qazis y los Brahmanes han perdido sus papeles y Satanás dirije ahora las conductas de los políticos, Oh Lalo. Las mujeres musulmanas leyeron el Corán, y en su miseria, ellas llaman a Dios, Oh Lalo. Las mujeres hindúes de estado social alto y otros de estado humilde también, están en la misma situación, Oh Lalo. Se cantan las canciones de la boda del asesino, Oh Nanak y la sangre se rocía en lugar del azafrán, Oh Lalo. 1 Nanak canta las Alabanzas Gloriosas del Señor y Dominador en la ciudad de los cadáveres. El que creó y apegó a los mortales a los placeres, se sienta y mira esto. El Señor y Amo es la Verdad y Verdadera es Su justicia. Él emite Sus Órdenes según Su juicio. El cuerpo-tejido se rasgará separadamente en tiras, y entonces India recordará estas palabras. Entrando setenta y ocho (1521 D.C.), ellos partirán en noventa y siete (1540 D.C.) y entonces otro discípulo del hombre subirá. Nanak habla la Palabra de Verdad; él proclama la Verdad de esto en el tiempo correcto. 2 3 5Domingo 29 de Bhaadon (Samvat 541 Nanakshahi) (Página: 722)

REFLEXION ESPIRITUAL "LA FIESTA POLITICA DEL PECADO"

"Trayendo la fiesta política del pecado, Babar ha invadido Kaabul, mientras exige nuestra tierra como su regalo de boda, Oh Lalo." SGGS 722


Aquí Guru Nanak nos dice que, es absolutamente imposible para un político ser un hombre religioso, porque los caminos de la política y de la religión son en general diametralmente opuestos.Tienes que entender que no es cuestión de agregar algo a tu personalidad, la religión no es una adición. Si eres político, puedes ser además pintor, ser poeta, ser músico; estas son adiciones.
La política y la música no son diametralmente opuestas; al contrario, la música puede ayudarte a ser mejor político. Será relajante, te ayudará a descargarte del peso de todo el día y de las ansiedades que un político tiene que sufrir. Pero la religión no es una adición; es una dimensión diametralmente opuesta. Así que, primero tienes que entender al político, entender exactamente lo que significa.
El político es un hombre enfermo, psicológicamente enfermo, espiritualmente enfermo.
Físicamente puede estar perfectamente bien. En general lo está, pues todo el peso recae en su psique. Es fácil de ver. En cuanto el político pierde el poder, empieza a perder la salud física. ¡Qué extraño! Cuando estaba en el poder, cargado de ansiedades y ten­siones, estaba físicamente perfecto.
En cuanto pierde el poder, desaparecen también las ansieda­des; las tendrá otro. Su psique queda aliviada, pero al descargarse, todas las enfermedades recaen sobre su cuerpo.El político -fisiológicamente hablando- sufre sólo cuando pierde el poder; por lo demás, los políticos tienden a vivir mucho y a estar físicamente bien. Es extraño, pero la razón es que toda su enfermedad es absorbida por su psique y cuando la psique absorbe todas las enfermedades entonces el cuerpo vive sin nin­guna carga. Pero si la psique se libera de todas las enfermedades, ¿dónde irán a parar? Por debajo de tu existencia psíquica está tu existencia física; toda enfermedad se manifiesta en el cuerpo. Los políticos sin poder, mueren al cabo de poco tiempo; los políticos en el ejercicio del poder viven más tiempo. Este hecho es conoci­do, pero su causa, no.
Entonces, lo primero que debes comprender es que el político es un hombre psicológicamente enfermo y que la enfermedad psi­cológica tiende a convertirse en enfermedad espiritual cuando ésta se intensifica, cuando la psique no puede ya contenerla. Y entonces, ¡cuidado! Si el político está en el poder, su enfermedad psíquica está destinada a extenderse a su ser espiritual porque él está conteniendo su enfermedad a fin de que no se extienda hacia abajo. Es su poder -al que él considera su tesoro- y no permiti­rá que se desplome.
Yo le llamo enfermedad; para él es su "fantasía de poder". Vive para esto, no tiene otro propósito. Cuando está en el poder contiene con firmeza su enfermedad, pero al desconocerlo todo respecto al ámbito de lo espiritual, tiene sus puertas abiertas. No puede cerrarlas porque no tiene ni idea de que exista algo más allá de su mente. Cuando está en el poder, llega un momento en que su enfermedad psicológica, si se intensifica, desborda su psi­que y alcanza su espiritualidad. Cuando no está en el poder, no tiende a aferrarse a esa estupidez. Ahora ya sabe lo que es, ahora es consciente de que no valía la pena aferrarse a él. Y de todas maneras, ¿para qué aferrarse? El poder se ha perdido, ahora él es un don nadie.
De pura desesperación, se relaja. Tal vez debería decir que la relajación le llega automáticamente. Ahora puede dormir, puede salir a caminar por las mañanas; puede chismorrear, jugar al aje­drez, puede hacer lo que quiera.
Psíquicamente se va aflojando; las puertas que ha mantenido cerradas entre su psique y su cuerpo empiezan a abrirse y ahora su cuerpo va a sufrir. Puede que tenga un ataque cardíaco, puede enfermar de cualquier cosa; todo es posible. Su enfermedad psíqui­ca fluirá hacia la parte más débil de su cuerpo. Pero mientras está en el poder, fluye hacia arriba, hacia su ser, del cual no tiene consciencia.
"La modestia y la rectitud las dos han desaparecido y la falsedad anda con paso arrogante alrededor, como un líder, Oh Lalo." SGGS 722
¿Y cuál es la enfermedad?
La enfermedad es el complejo de inferioridad.
Toda persona que se interesa por el poder sufre de un comple­jo de inferioridad. En lo más íntimo de su ser, se siente sin valor, inferior a los demás.
Y ciertamente; de alguna forma, todo el mundo es inferior. No eres un Jhon Lennon, pero no necesitas sentirte inferior por ello. Nunca trataste de serlo y además no es asunto tuyo. Jhon Lennon tampoco era como tú; entonces ¿cuál es el problema? ¿Dónde está el conflicto?
Pero la mente política sufre una herida debido a su inferiori­dad y el político continúa hurgando en su herida. Intelectualmente -no es un Albert Einstein- siempre se compara con gigantes ­y psicológicamente no es un Sigmund Freud... Si te comparas con los gigantes de la Humanidad siempre te sentirás completa­mente humillado, sin valor.
Este sentimiento de carencia de valor puede re­solverse de dos formas: una es a través de la religión y la otra es por medio de la política.
La política no lo elimina, solamente lo cubre. Es el mismo hombre enfermo el que se siente inferior, es el mismo hombre el que ocupa el cargo de presidente. Pero el solo hecho de sentarte en una silla presidencial, ¿qué diferencia puede producir en tu situación interior? El ego es muy sutil y escurridizo y el político está enfermo debido a su ego. Puede encubrir la herida convir­tiéndose en presidente, primer ministro... Puede tapar su herida, pero la herida está ahí. Puedes engañar a todo el mundo, pero ¿cómo puedes engañarte a ti mismo? Tú sabes que está ahí, eres tú quien la ha escondido.
Y ésta es la situación de los políticos: sólo pus, heridas, inferioridad, sentimientos de inutilidad.
Sí, él ha ido subiendo cada vez más y más y en cada peldaño subsistía la esperanza de que en el próximo, la herida desapare­cería.
Es la inferioridad lo que crea la ambición, porque tu ambición es simplemente un esfuerzo por demostrar tu superioridad. La ambición no es más que el intento de demostrar tu superioridad. Pero, ¿para qué esforzarte en demostrar tu superioridad a menos que estés sufriendo un complejo de inferioridad?
En mi familia todos eran políticos, excepto mi padre. Todos me decían: "¿Por qué no te inscribes en el partido? ¿Por qué no votas? ¿Por qué desperdicias así tu energía? Si te dedicaras a la política, podrías llegar a ser presidente o primer ministro".
Yo les contestaba: "Os habéis olvidado completamente de con quién estáis hablando. No me siento inferior. Entonces, ¿por qué tendría que desperdiciar mi vida siendo presidente? Es como si vosotros quisierais operarme de cáncer sin tener yo cáncer; es extraño. ¿Por qué operarme innecesariamente? Vosotros sufrís de algún complejo de inferioridad y estáis pro­yectando vuestro complejo sobre mí. Estoy perfectamente bien como soy. Estoy absolutamente agradecido a la Existencia, me encuentre donde me encuentre, ¡pase lo que pase! Nunca he pedi­do otra cosa, así que no hay forma de desilusionarme".
Ellos decían: "Hablas de cosas extrañas. ¿Qué es este "com­plejo de inferioridad?” Y ¿qué tiene que ver este complejo con la política?".
"No entendéis de psicología elemental ni tampoco vuestros grandes políticos saben nada de ella", les decía yo. "Todos estos grandes políticos del mundo son gente enferma y optan por con­tinuar tapando sus heridas. Sí, pueden engañar a otros. Cuando Barak Obama sonríe, te engaña, pero ¿cómo puede Barak Obama engañarse a sí mismo? Él sabe que sólo es un movimiento de los labios. No hay nada dentro, no hay sonrisa.
La gente llega al más alto peldaño de la escala y allí se da cuenta de que ha desperdiciado toda su vida. Ha llegado, pero ¿a dónde? Ha llegado al lugar por el que estaba luchando y no ha sido una batalla fácil, luchó con uñas y dientes, destrozando por el camino a otros, usándoles como medio y pisándoles la cabeza.
Has llegado al final de la escalera, y ¿qué has ganado? Sim­plemente has desperdiciado toda tu vida. Pero incluso para acep­tar esto se necesita un gran valor. Es mejor continuar sonriendo y manteniendo la ilusión; así por lo menos otros pensarán que eres un gran hombre.
Tú sabes muy bien quién eres. Eres exactamente el mismo de antes, quizás peor, porque toda esta lucha, toda esta violencia, te ha hecho peor.
Has perdido toda tu humanidad. Ya no eres un ser.
Te has alejado tanto... Gurdjieff solía decir que no todas las personas tienen un alma, por la sencilla razón, de que... no es literalmente verdad, pero él solía decir: "No todas las personas tienen alma, sólo algunas personas que descubren su ser la tie­nen. Los demás están simplemente viviendo una ilusión porque las escrituras dicen y todas las religiones predican que se nace con un alma".
Gurdjieff fue muy drástico. Dijo: ''Todo esto es una estupi­dez; tú no has nacido con alma, tienes que merecerla, ganarla".
Y yo entiendo lo que él quería decir; aunque yo no diría que naciste sin alma.
Naciste con un alma, pero esta alma es sólo potencial, y lo que Gurdjieff dijo es exactamente lo mismo.
Tienes que actualizar ese potencial. Tienes que ganar el alma.
Tienes que merecerla.
El político se da cuenta de esto cuando toda su vida se ha ido por el desagüe. Ahora, o bien lo confiesa... lo cual le resulta ab­solutamente estúpido porque estaría confesando que toda su vida ha sido la vida de un idiota.
Las heridas no se curan cubriéndolas.
La religión cura.
Las palabras meditación y medicina tienen la misma raíz. La medicina es para el cuerpo; la meditación es para el alma.
Es medicinal, es una cura.
¿Puede un político ser religioso? Permaneciendo en la política es imposible. Si la deja, ya no es un polí­tico y puede entonces convertirse en un hombre religioso.No estoy haciendo divisiones, no estoy impidiendo a los po­líticos ser religiosos. Lo que estoy diciendo es que mientras sean políticos no pueden ser religiosos, porque son dimensio­nes distintas.O curas tu herida, o la ocultas; no es posible hacer ambas cosas. Y para curarla tienes que destaparla, no cubrirla. Descú­brela, conócela, entra profundamente en ella, súfrela.
Lo que necesitas es explorar todo tu ser sin prejuicios, sin condenas, porque encontrarás muchas cosas que te han dicho que son malas, pecaminosas. Así que no te acobardes, déjalas ahí. Sencillamente, no es necesario condenarlas.
Has empezado a explorar. Sólo fíjate en lo que hay ahí. Fíjate y sigue adelante. No lo condenes, no le pongas una etiqueta. No prejuzgues, ni a favor, ni en contra, porque eso es lo que te impi­de explorar. Tu mundo interno se cierra inmediatamente, te pones tenso: "En mí hay algo que va mal". Vas hacia dentro y ves algo; te da miedo porque es algo malo: son los "ladrones del alma", codicia, lujuria, rabia, celos... ¡Dios mío! ¡Todas esas cosas en mí! Es mejor no entrar.
Por eso millones de personas no entran en su interior. Simple­mente se sientan en el umbral, fuera de su casa. Viven toda su vida en el portal. ¡Eso es vivir en el porche! Nunca abren la puer­ta de su casa... y la casa tiene muchas habitaciones, es un pala­cio. Si entras, te encontrarás con muchas cosas que los demás te han dicho que están mal. Tú no lo sabes, sencillamente di: "Soy un ignorante. No sé quién es el que está aquí dentro. Sólo he venido a explorar, a hacer un reconocimiento". Y uno que ins­pecciona no necesita tomarse la molestia de juzgar si algo está bien o mal, simplemente sigue mirando, vigilando, observando.
Y te sorprenderá la más extraña experiencia. Detrás de lo que hasta ahora habías llamado amor, se encuentra escondido el odio. Sólo toma nota...
Lo que hasta ahora has venido llamando humildad, tiene al ego escondido detrás. Toma nota...
Si alguien me pregunta: "¿Eres un hombre humilde?", no puedo decir: "Lo soy", porque sé que la humildad es sólo el ego cabeza abajo. No soy un egoísta, ¿cómo puedo entonces ser humilde?
¿Me comprendes? Es imposible ser humilde sin tener un ego. Y una vez que comprendes -como te decía que ambos van juntos-, lo extraordinario sucede.
En el momento en que ves que tu amor y tu odio, tu humildad y tu ego, son uno, se evaporan.
No debes hacer absolutamente nada. Has descubierto su se­creto. Ese secreto les ayudaba a permanecer dentro de ti. Conoces su secreto; ahora ya no hay para ellos un lugar donde escon­derse. Entra en ti, una y otra vez, y cada vez encontrarás ahí menos cosas. La multitud que hay en ti se estará marchando, las masas empiezan a dispersarse y no está lejano el día en que te dejarán solo y ya no habrá nadie; el vacío está en tus manos. Y de repen­te, estás curado.
No hagas ninguna comparación, porque tú eres tú, y el otro es el otro. ¿Por qué debería compararme con Jhon Lennon o con Pablo Picasso? No veo la necesidad... ellos hacen sus cosas, yo hago las mías; ellos gozan haciendo lo suyo... quizás sea porque con respecto a otro, no puedo asegurar nada. Pero estoy seguro de mí mismo, estoy seguro de que disfruto de cualquier cosa que hago o dejo de hacer.
Sólo puedo estar seguro respecto a mí.
Y si sigues explorando tu mundo interior sin condenas, sin apegos, sin pensar en absoluto, sólo observando los hechos, todo empieza a desvanecerse. Y llega un día en que te quedas solo; la multitud se ha ido. Y en ese momento, por primera vez, sientes, comprendes, lo que supone curarte psíquicamente.
Y desde la sanación psíquica se abre la puerta, la puerta del Guru (Gurdwara) para la curación espiritual.
No necesitas abrirla tú; se abre por sí misma. Con sólo llegar al centro psíquico, la puerta se abre. Ha estado esperándote, tal vez durante muchas vidas. Cuando llegas, la puerta inmediata­mente se abre y desde esa puerta no sólo te ves a ti mismo, sino que contemplas toda la Existencia, todas las estrellas, el cosmos entero.
Por lo tanto puedo afirmar rotundamente que ningún político puede llegar a ser religioso a menos que deje la política. Entonces deja de ser un político y lo que estoy diciendo ya no se refiere a él.

"Trayendo la fiesta política del pecado, Babar ha invadido Kaabul, mientras exige nuestra tierra como su regalo de boda, Oh Lalo." SGGS 722